El reino del Falla

Dejemos volar la imaginación y pensemos por un momento que el carnaval de Cádiz se traslada a la Edad Media, con su castillo, su princesa, sus dragones, sus plebeyos, sus nobles, su rey y su largo etecétera…

16510646En el viejo y pequeño reino de Gadix una noble batalla se disputa, “ganará quién más hondo su lanza clave”. El premio, un gran saco de oro, muchos van a por este saco; otros, los mejores, tienen como objetivo conquistar el reino de los gadixtanos. Reino que está en manos de la perpetua monarca Theofilia. 

Entre los combatientes nos encontramos multitud de tipos de guerreros acompañados por sus respectivos ejércitos: tenemos por un lado a los casi extintos quartetos, son los conocidos como bufones y vienen desarmados, su único ataque es el arte y el ingenio. También podemos topar con las famosas xirigotas, unos 12 hombres que no siguen el paso militar, sino que se desplazan al ritmo del 3×4. Por otro lado se encuentran los khoros, multitud de integrantes que disparan flechas con sus bandurrias y llevan bateas a modo de tanques, No podemos olvidar las komparsäs, el batallón más aguerrido y patriótico, dispuestos a dar la vida por su Gadix. Esta gran batalla se ubica en el alcazar de la reina, el Gran Castillo Falla.

fenicia

El reino de Gadix esta triste porque no tiene quien la enamore, no consigue rellenar ese vacío que le dejó hace una década su amante Martinex Ares, quién la dejo de repente sin dar explicación. Pretendientes le sobran, a parte de los miles que tiene dentro del reino, vienen de fuera, de reinos vecinos como el de Hispalix a intentar conquistarla. Entre los aspirantes, hay uno aventajado, que cuando se inspira es capaz de poner patas arriba a todo el reino y embriagar a la bella Gadix. Lo malo es su inconstancia y su cruzada de cables, ahí es cuando pierde todo lo conquistado con anterioridad. Aragorn le llaman.

Años y años lleva el anciano Marthyn bebiendo del manantial de la Käleta para encontrar la formula que hechice a el reino de Gadix. Siempre a la vera de esta, pero a pesar de sus múltiples intentos aún no ha conseguido el amor eterno de la codiciada musa. Marthyn fue discípulo del primer amor de Gadix, el forastero Franxisko Albâ, quién acabo llorando desconsolado cuando la diosa le confesó que había dejado de amarle. Hoy su recuerdo vive petrificado junto al manantial käletero.

Llegan jóvenes y más jóvenes con muchas energías para conseguir la mano del reino, uno de ellos es Jesux Bienhallado, el más ilusionado y quizás el que mejor trate a la Diosa, pero Gadix no se conforma con un hombre que lo trate bien, quiere algo más… Tyno Juglar es otro ejemplo de lo comentado anteriormente.

Así que, anda el río revuelto por el viejo reino de Gadix, que por el momento es dominado por la malévola Theofilia a la espera de que reaparezca un príncipe y se la lleve a soñar con un mundo mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s