…Y el Presidente siguió creyendo

pisa
fuente: ahoragranada.com

Como suele decirse, el buen capitán es el último en abandonar el barco. Precisamente Quique Pina ha dado ejemplo de ello respecto a la complicadísima situación actual del Granada CF, abocado a un descenso irremediable. Todos, y cuando digo todos, somos TODOS (afición, jugadores, cuerpo técnico, prensa…), dábamos ya a nuestro equipo por muerto tras la derrota en casa ante el Espanyol. Muchos, antes; bastante antes.

Tras finalizar el encuentro ante el conjunto ‘perico’, los jugadores ‘nazaríes’ se aproximaron a las gradas del Nuevo Los Cármenes para lamer sus heridas junto a un espartano reducto de aficionados que nunca han dejado solos al equipo pese a la pésima temporada. Gesto que sonaba a despedida, a adiós a la máxima competición. Por otro lado, las redes sociales, más que expresar crítica por parte de los granadinistas, gritaban a voces la despedida del Granada de la élite del fútbol español, hablaban de una futura vuelta a Primera. Se ubicaba ya al equipo en Segunda. Se pensaba en un retstante periplo intrascendente para despedirse de la Liga BBVA.

Solamente una persona creyó en el milagro de la Salvación. Pasadas las 12 de la noche del jueves, poco después de que finalizase el partido, en su despacho, Quique Pina encendió su calculadora e hizo cuentas: “¡Juan Carlos (Cordero), no es matemático!”. Él, hombre de negocios, y por tanto de números, siguió creyendo. Pero hacía falta hacer llegar el utópico mensaje de la factible salvación a los jugadores y a la afición. Ya no valía la palabra, era demasiado tarde. Gestos, hacía falta un gesto. Algo, que de manera radical y simbólica cambiase los pensamientos de afición y jugadores… “!Eso es!, Juan Carlos pásame el número de Sandoval” espetó el dirigente murciano. Media hora más tarde, se rescindía el contrato del bueno de Abel Resino y el madrileño José Ramón Sandoval ya era dueño del banquillo del Granada (por cuatro partidos).

El aire nuevo, que tanto para jugadores como afición, suponía la llegada de un nuevo entrenador, sumado a el exagerado optimismo y derroche de fé que se combinó en la rueda de prensa de presentación del nuevo míster; devolvió, de la noche al día (y nunca mejor dicho), la esperanza de una posible salvación del equipo. Valientes, parafraseando al torero José Tomás, directiva y cuerpo técnico hablaban de un descenso “imposible”. El aficionado, que de primeras reía atónito: “Están locos, ¿qué fuman?”, acabó por comprar la moto -o el imposible- que vendían los representantes del club. Una vez convencida la hinchada, fiel y sentimental. Quedaba lo más difícil, (re)motivar a los alicaidos jugadores para que compitiesen con todo en las cuatro finales restantes.

g
fuente: granadacf.es

Primera parada: Getafe. Cambios importantes en el once; los galones retornan a Piti, viejo conocido y de la máxima confianza de Sandoval (conexión que puede ser fundamental, la del técnico con el de Reus). Al catalán le acompañan en el ataque dos de los pesos pesados de la plantilla, El Arabi y Rochina, quienes para Resino eran simples actores de reparto. Además Lass, otro ex-pupilo del técnico, vuelve a la banda derecha. En el medio, Rico no va ni convocado, e Iturra es relegado al banco. En su lugar, Rubén Pérez y Javi Márquez, ocupan la medular. En la zaga, retorna Babín al once y se cae Mainz; mientras que Juan Carlos ocupa la banda izquierda sustituyendo a Insúa.

Da resultado, el Granada vence y convence. Pero aún quedan tres finales para intentar salvar la categoría: Córdoba, que tiene que ser ganada sí o sí. Anoeta, que será EL PARTIDO (en caso de que se derrote al Córdoba), y el sprint final ante todo un Atlético de Madrid. Sigamos creyendo en que sí se puede.

Y hasta aquí, la historia de como un presidente fue capaz de revertir el epílogo de una drmática temporada en el prólogo de un posible milagro deportivo.

Por Manuel López Sampalo

@Manudecai

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s